26 septiembre 2007

Me encantaría poder ser un gato, podría observar todo el día como se comportan los seres humanos, sin ser mirada de forma extraña y sin que me preguntarán que es lo que pienso de ellos... Pasaría inadvertida, a penas notarian mi presencia y lo mejor de todo es que tendría que dejar de fingir que soy como ellos para poder seguir analizandolos un poco más...
A pesar de que me dedico a estudiarlos con cuidado, aun no logro encontrar la perfeccion ni el equilibrio. De hecho, no he podidido aprender nada, aun no se como comportarme cuando estoy con ellos. Si me muestran afecto, huyo. Si me desprecian, insisto. No se cuando reir, cuando llorar, cuando gritar, cuando callar...
No se si esta bien lo que siento o lo que quiero decir, pero antes de equivocarme prefiero callarlo y evitarme el paso seguiente.
Es por eso es que a veces prefiero estar en silencio o refugiarme en los libros, para no tener que enfrentarlos...
Dudo sobre mis metas, ya no se si quiero pasar como brisa entre ellos, o poder unirmeles y sentir esas cosas que los hacen reir y soñar despiertos... El pensar en esa persona que te hace tan feliz, que te llena por completo, por la que dejarías todo... o ese dolor que los hace sentir vivos.
Mientras me decido, seguire escuchando al viento, mirando la luna y sientiendo los segundos pasar...

No hay comentarios.: